Recientemente se ha publicado un estudio de Orb Media en colaboración con investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York y la Universidad de Minnesota, donde se tomaron muestras de agua del grifo de diferentes países de los cinco continentes, dicho estudio determinó que se encontraron microfibras de plástico en el 83% de las 159 aguas analizadas en catorce países diferentes de los cinco continentes.

El resultado del estudio arrojó que el 83 % de las muestras obtenidas contenían microfibras de plástico que podrían ser dañinas para la salud, siendo Estados Unidos donde se registró la tasa de contaminación más alta, con un 94 % de fibras plásticas encontradas en el agua del grifo por un 72% de Europa. El número medio de fibras encontradas en cada muestra de 500 mililitros de agua varió de 4,8 en Estados Unidos a 1,9 en Europa.

Los llamados microplásticos son piezas de plástico que miden entre 1 y 5 milímetros y están hechos principalmente de polietileno (PE), pero también pueden estar fabricados de polipropileno (PP), tereftalato de polietileno (PET), polimetilmetacrilato (PMMA), disfenol o nailon.

El efecto que se puede producir en los organismos por la ingestión de micro-plásticos con estos compuestos químicos tóxicos, no está todavía claro y se está investigando actualmente en ello. Lo que sí se sabe, es que estos compuestos químicos son fundamentalmente disruptores endocrinos, alterando el sistema hormonal y pueden producir efectos cancerígenos y muta-génicos.

No sólo se encuentran en el agua que se consume, están en muchos de los alimentos que consumimos y que están preparados con agua, como el pan, leche, fruta, café, etc. Sin contar con la cadena alimentaria marina, ej. a través de los peces que consumimos, lo que revela la extensión de la contaminación por plásticos en el ambiente global.

Los datos en sí pueden suponer un grave problema en un futuro no muy lejano, teniendo en cuenta los siguientes datos:

Sólo en Estados Unidos se usan 2,5 millones de envases de plástico cada hora

Se consumen un millón de botellas de plásticos al minuto

Alrededor de 8 millones de toneladas de basura llegan a los océanos y de estos entre el 60 y el 80% son plásticos

A nivel mundial sólo un 5% del plástico es reciclado

100.000 animales mueren por confundir estos plásticos con alimentos e intentar ingerirlos

Un 8% del Océano Pacífico está lleno de plástico

En España se recicla el 66,5%, llegando a la cadena de producción apenas el 20%

Y lo que es más grave, el consumo abusivo y la sobre explotación hacen que la producción mundial de plásticos se haya triplicado desde 1990, llegando a los 330 millones de toneladas, y las expectativas de crecimiento es triplicar nuevamente hasta llegar a 1.000 millones de toneladas para 2050.

La realidad actual es que los problemas generados por la presencia de microplásticos en nuestra alimentación se convertirán en una auténtica amenaza y las consecuencias finales están aún por descubrirse.

Pero estos datos los vemos desde la perspectiva global de la contaminación general que está presente en el día a día de nuestras vidas. Centrándonos concretamente en la Comunidad de Madrid, y continuando con las jornadas de limpieza de los pantanos, traemos una serie de imágenes recientes que nos muestran la presencia permanente en las orillas y dentro de las aguas de una enorme cantidad de microplásticos que, posteriormente, serán tratados junto con el agua para el consumo humano.

 

Son imágenes que estamos habituados a ver en las orillas de las playas, ríos y ahora también en nuestros embalses y pantanos, bastan un par de imágenes para convencernos del peligro y del grado de contaminación que pueden estar alcanzado nuestras aguas.

Como siempre abogamos por un mayor control y acceso a los pantanos, una limpieza general y detallada de todas aquellas infraestructuras que sirvan de abastecimiento a nuestra población y sobre todo, poner coto al uso indiscriminado de plásticos en nuestra sociedad para salvaguardar el medioambiente.