Gracias a todos por tan maravillosa labor que habéis realizado en extinguir los cientos de incendios que han asolado estos últimos días, la querida y maravillosa tierra de Galicia, Asturias y Castilla y León, sin olvidar por un momento a nuestros vecinos y hermanos de Portugal.

Sólo una mente criminal, unos intereses que no alcanzamos a entender y el afán de hacer el mal simplemente por hacerlo, no pueden justificar estas actuaciones.

La naturaleza y las miles de personas que han visto como en apenas 48h todo lo que tenían ha quedado devorado por el fuego, claman justicia.

Sólo la impotencia, las lágrimas y la desesperación de tanta gente nos debería hacer recapacitar para poner coto a tanto daño, siempre nos acordamos de endurecer las penas cuando algo parecido sucede, pero la verdad es tozuda, lleva sucediendo verano tras verano, meses tras meses y las consecuencias y lamentos siempre son los mismos.

Pasarán los días, las semanas y posiblemente los años y ésta situación se volverá a repetir, bien en el norte, sur, este u oeste, allí donde haya un bosque o un monte que quemar, estará detrás la negra mano del ser humano para destruir lo que tanto y tanto tiempo se tardó en crear.

Sólo cabe recapacitar y ayudar a las personas que han perdido todo, sus viviendas, los animales, sus negocios, que la desesperación no les venza y con la ayuda de personas de bien demostremos que nada ni nadie podrá abatir a la naturaleza, a sus habitantes y a las esperanzas de conseguir un futuro mejor.

Desde nuestra humilde ONG mandamos todo nuestro ánimo y solidaridad a todas las ciudades, pueblos y aldeas afectadas por tan terrible catástrofe.

La vida siempre triunfará por encima del mal.